Cómo conseguir una web accesible de fotografía

Como expertos en diseño de páginas creativas para fotógrafos, sabemos que tener una web accesible es totalmente esencial para que esta sea una buena herramienta de promoción que ayude a captar nuevos clientes. Pero ¿de qué estamos hablando exactamente cuándo nos referimos a una página web accesible?

Qué es la accesibilidad web

Imagina una web como si fuera un establecimiento físico. Cualquier persona que entre al mismo necesita poder moverse cómodamente por el espacio y localizar rápidamente dónde está aquello que le interesa. Esto nos ayuda a entender mejor el concepto de accesibilidad web.

Es una parte del diseño de páginas web que tiene como meta que cualquier usuario pueda utilizar la página con comodidad y encontrar la información que necesita; implica tener también en cuenta a quienes puedan sufrir alguna discapacidad.

Hay muchos factores que influyen en esto: textos que sean fácilmente legibles, el idioma empleado, la facilidad de acceso a las diferentes categorías de información, un contenido que sea accesible para personas con una discapacidad visual, etc.

En definitiva, lo que buscamos es un diseño que reduzca todo lo posible las barreras de acceso a la información. Cuanto más accesible sea tu web de fotografía, más fácil te resultará darte a conocer entre todo tipo de potenciales clientes.

Por qué necesitas una web accesible: sus ventajas

Aumenta la audiencia

Una web accesible incrementa el número de personas que llegan a ella y, en consecuencia, las posibilidades de conseguir clientes para tu servicio de fotografía. Se estima que en España hay unos 3,5 millones de personas que no pueden navegar con normalidad porque las webs no suelen ser accesibles. Si haces que la tuya sí lo sea, tienes muchas posibilidades de que todos aquellos que buscan un fotógrafo den contigo.
Mejora tu ventaja competitiva

Echa un vistazo a las webs de la competencia y no tardarás en descubrir que no son accesibles. Si la tuya sí lo es, habrás conseguido, de forma sencilla y rápida, una importante fuente de ventaja competitiva que te hará destacar.

Mejora el posicionamiento web

A Google le gustan las páginas que se preocupan por todos los usuarios y son accesibles. Por ello, “premia” esta decisión y acaba llevando estas webs a posiciones más altas que las de su competencia.

Es un ejercicio de responsabilidad social

A través de una web accesible, le demuestras a las personas, con y sin discapacidad, que tienes una visión mucho más avanzada e igualitaria del mundo y que contigo no hay barreras a la hora de hacer una buena sesión de fotos, porque trabajas con todo tipo de público. Esto mejorará la percepción que tus potenciales clientes tienen de ti.

Mejora la usabilidad

Una web más accesible es también una página con una mejor usabilidad, lo que significa que los internautas van a pasar más tiempo de la misma. Su visita será satisfactoria, lo que hará que deseen volver una y otra vez, algo que afecta de manera muy positiva a la fidelización del público.

Te permite trabajar por la integración social

Se estima que solo un 30 % de las personas con discapacidad utiliza internet de forma habitual, y quienes no lo hacen alegan la complejidad de la navegación como su principal argumento. Contar con una web accesible no implica un coste mucho mayor que un diseño no accesible y, a cambio, estás contribuyendo a mejorar la integración social de quienes tienen alguna discapacidad, eliminando barreras que limitan su acceso a la información.

Claves de una web accesible

Hacer un análisis

Si ya cuentas con una página web, tienes que conocer el punto desde el que partes, y para ello es necesario realizar un análisis de accesibilidad web. A partir de él, se puede evaluar qué mejoras se deberían llevar a cabo.

Página sencilla y bien organizada

Cuando se trata de cómo hacer una web accesible, lo más sensato es empezar por simplificar la estructura. La clave es presentar la información en una página que sea lo más limpia posible, en la que el texto destaque bien sobre el fondo y tenga un tamaño y una tipografía que no cause problemas a la hora de leer.

Por otro lado, es necesario utilizar un lenguaje sencillo y establecer un sistema de navegación que sea coherente y permita encontrar la información que se busca de forma fácil y rápida.

Incluir subtítulos

Si compartes vídeos y audios, es importante que todos ellos lleven incluidos los correspondientes subtítulos. Por suerte, esto no te resultará complicado de lograr, porque ya hay programas de manejo muy sencillo que te permiten obtener buenos resultados.

Utilizar programas de voz

Al instalar un programa de este tipo en la web, conseguimos que cada texto que se suba a la página se convierta en un MP3. De esta forma, todo el contenido se vuelve accesible para las personas invidentes.
 
Hay muchas formas de hacer una web accesible. En cualquier caso, hagas los ajustes que hagas, el resultado será una página que te ayudará a mejorar en tu profesión y a romper barreras en el acceso a la información. ¿Quieres conseguir estos objetivos? Recuerda que puedes contar con nosotros para un diseño web accesible y de calidad especializado en el campo de la fotografía.

Bluekea son webs creativas para fotógrafos y artistas creativos pruébalo gratis
Esta entrada fue publicada en Consejos para tu web, SEO para fotógrafos. Guarda el enlace permanente.